Hakkasan en Las Vegas donde cobra 15 millones por su residencia